Historias de Arte en Podcast

LA FASCINANTE HISTORIA DE YAYOI KUSAMA

December 04, 2020 Yayoi Kusama Season 1 Episode 2
Historias de Arte en Podcast
LA FASCINANTE HISTORIA DE YAYOI KUSAMA
Show Notes Transcript

Cuando la pandemia empezó, el Jardín Botánico de la Ciudad de Nueva York ya había vendido cientos de boletos para lo que prometía ser la exposición más completa de la obra de la Japonesa Yayoi Kusama. Esta exhibición iba a incluir varios cuartos infinitos, esos en los que se entra para encontrarse con una infinidad de reflejos creados a través  de un sistema de espejos, calabazas de todos los tamaños y enormes flores. Todo esto pintado con miles de puntos de colores, ahora tendrá que esperar hasta por los menos el año 2021.

Yayoi Kusama es una artista fotografiada frecuentemente con su obra y vistiendo ropa que ella misma decora con sus característicos puntos. Hoy día Yayoi Kusama es considerada la artista viva más famosa del mundo.

Kusama empezó a crear sus obras más populares, esas calabazas de colores llenas de lunares, en los años 90. Para entonces, ella ya llevaba más de 30 años produciendo arte de manera profesional. Su fascinante historia personal juega un papel muy importante en su obra así como en quién es hoy.
 

Nota Importante: 
Todas las imágenes de las obras y los artistas de los que hablamos en nuestros episodios, están disponibles para que las aprecien en nuestras cuentas de Instagram @historiasdearte.enpodcast, Facebook: Historias de Arte en Podcast, Twitter; @historiasdeArt1
¡Síganos y disfrútenlas!


Bibliografía del episodio:

Kusama, Yayoi, and Ralph F. McCarthy. (2011). Infinity Net: The Autobiography of Yayoi Kusama. London, U.K.: Tate.

Ormond, Mark (2002). “Yayoi Kusama – Exodus, Liberation, and Return.” Originally published in Yayoi Kusama. (Exhibition December 4, 2002 – May 11, 2003). Miami Beach, Florida: Bass Museum of Art. [Internet]. Accesible en http://www.markormond.com/kusama_essay.html [6 de noviembre, 2020].

Tate, U.K. (s.f.). “Who is Yayoi Kusama”. In Tate Kids. [Internet]. Accesible en https://www.tate.org.uk/kids/explore/who-is/who-yayoi-kusama [30 de octubre, 2020].

Yayoi Kusama, Inc. (n.f.) [Internet] Accesible en http://yayoi-kusama.jp/e/information/index.html [6 de noviembre, 2020].



Cuando la pandemia empezó, el Jardín Botánico de la Ciudad de NY ya había vendido cientos de boletos para lo que prometía ser la exposición más completa de la obra de la Japonesa Yayoi Kusama. 

Esta iba a incluir cuartos infinitos, esos en los que se entra para encontrarse con una infinidad de reflejos creados a travez de un sistema de espejos, calabazas de todos los tamaños y enormes flores, todo esto pintado con miles de puntos de colores, ahora tendrá que esperar hasta por los menos el año 2021.

Yayoi Kusama es una artista fotografiada frecuentemente con su obra y vistiendo ropa que ella misma decora con sus característicos puntos. Hoy día Yayoi Kusama es considerada la artista viva más famosa del mundo.

Kusama empezó a crear sus obras más populares, esas calabazas de colores llenas de puntos, en los años 90’s. Para entonces, ya llevaba más de 30 años produciendo arte de manera profesional. Su fascinante historia personal juega un papel muy importante en su obra así como en quién es hoy.

Kusama nació el 22 de Marzo de 1929 en la pequeña ciudad de Matsumoto en Japón. Es decir hoy tiene 92 anos. 

Cuando Yayoi nació Japón era un país muy cerrado y muy tradicional. Ella pertenece a una familia de ricos terratenientes que se dedicaban a cultivar semillas y flores para vender al por mayor. Ya se imaginaran que en una familia tan rica y tradicional la mayor obligación de una hija era la de  ser obediente y más adelante casarse con un hombre a quien los padres consideraran adecuado.

Pero nuestra pequeña Yayoi era diferente desde el principio. No obedecía y dibujaba todo el día. Su madre, que era una mujer muy rígida y la verdad, cruel, rompía sus dibujos, además de castigarla. Sus padres peleaban día y noche, principalmente porque el padre era muy mujeriego y tenia amantes de manera permanente. Para hacer las cosas peor, la mamá de Yayoi mandaba a la pequeña a espiar a su padre durante sus encuentros amorosos. Imagínense los traumas tan profundos que esto causó en una niña que ya sufría de depresión y de ansiedad. Alrededor de los 16 años Yayoi comienza a tener alucinaciones. Ella cuenta que la primera vez fue cuando estaba sentada en medio de un campo de flores, algo que hacia muy a menudo porque le gustaba ir a pintar  y acuérdense que su familia se dedicaba a cultivar flores. Un día, Yayoi comenzó a ver que a cada flor le aparecía un carita y que las bocas en esas caritas la empezaron a llamar por su nombre y a hablarle.

Aterrorizada, ella corrió de regreso a la casa y se encerró en su armario, y ahí en el armario pasó horas dibujando flores obsesivamente para tratar de exorcizar su miedo. 

Sus alucinaciones son la fuente de su arte de repetición, ese arte en el que repite el motivo con gran obsesión. 

Y cómo fue que se inició Yayoi en el arte a nivel profesional?

Para ella el arte lo era todo, desde siempre, dibujaba sin cesar y cuando fue adolescente logró convencer a sus padres que le permitieran mudarse a Kyoto a estudiar. Lo que ella estudió allí fue arte tradicional Japones, pero este arte tan tradicional le aburría, ella no estaba para seguir reglas. Se fue de Kyoto y llego a Tokio donde fue invitada a participar en varias  exposiciones bastante importantes. Pero su enfermedad se agravo. Sufría cada vez de más ansiedad y más alucinaciones y su medico siquiatra le sugirió que tal vez le iba a hacer bien salir del Japón. De cualquier manera ella siempre quiso viajar a los Estados Unidos.

 Y llego 1957 el gran año para Yayoi, logro salir de Japón y viajo a los Estados Unidos. Yayoi se llevo en su viaje, 60 kimonos de seda y 2,000 de sus dibujos y pinturas para venderlos en caso de alguna necesidad, así después de una larga travesía llego a Nueva York. 

Imagínense lo que fue para ella llegar a NY. Ella era una joven japonesa bajita, delgada, que no hablaba ingles y llego a la Gran Manzana en la época cuando NY estaba llena de personalidades artísticas, llena de luz, llena de música, llena de caos. 

Ella siempre ha dicho que le fue muy difícil adaptarse al principio especialmente porque era  mujer, extranjera y desconocida.

Las primeras obras que ella empiezo a hacer al llegar a la ciudad de NY, fueron unas pinturas enormes donde repite el mismo patrón una y otra vez. Ella las describe como redes o velos que en su imaginación la ayudan a separarse y protegerse de los demás.

Durante los años 60 Yayoi se convierte en una personalidad muy controvertida gracias a sus “Happenings.”

Estas son representaciones en las que invita al publico a interactuar, ella pintaba puntos de colores sobre los cuerpos desnudos de jóvenes que bailaban y posaban en lugares muy públicos como lo fue al frente de la catedral de San Patricio o en la fuente en el jardín del Museo de Arte Moderno. 

El propósito de estos Happenings era el de lograr cambios sociales a través del arte, con ellos se abogaba por la igualdad de la mujer y se protestaba en contra de la guerra de Vietnam.

Bueno para ubicarnos en el tiempo estos son los años 60s. Epoca de revolución, es la época cuando se realizo el famoso concierto de Woodstock, el hipismo estaba en furor y el tema de moda era el peace and love. En fin, todas estas protestas y manifestaciones eran bastante populares. 

Yayoi también se vuelve conocida porque desarrolla su propia línea de ropa que llega a vender en las grandes tiendas de departamentos como Bloomingdales y Macys. 

Uno de los momentos mas importantes en su vida profesional llego en 1966 cuando pudo participar en la Bienal de Venecia con una obra que ella tituló “El Jardín de Narciso”.

Narciso es una figura mitológica, un personaje que fue tan guapo que cuando se vio reflejado en el agua se enamoro de su reflejo y no se movió de ahí hasta su muerte.

Pues su muy moderna interpretación del mito consistía en 1,500 esferas de espejo que ella acomodó en un pequeño jardincito al frente del pabellón Italiano. La misma artista vistió un tradicional kimono de color oro y se paró en medio de las esferas con un letrero que decía “Tu Narcisismo en Venta”. 

Esta obra es un comentario vanguardista impresionante. Ella habla acerca de la comercialización del arte en una época en la que no se tenía ni idea de hasta dónde iba a llegar esto. 

Por medio de esta obra ella explora la importancia del “yo”, el egoísmo y el proverbial narcisismo de los participantes quienes al comprar una esfera de espejos, lo que están adquiriendo realmente es su propia imagen reflejada.

Esta fue sólo una de las tantas ocasiones en las que Kusama se dejó ver como una artista muy disciplinada y muy valiente. 

Esta artista planeo sus apariciones con muchísimo cuidado y cuido hasta el ultimo detalle, desde su vestimenta exótica hasta el precio de las esferas. Al mismo tiempo este fue un performance que nació  de ese espíritu rebelde que ya vemos que ella trajo dentro desde que nació, porque la verdad es que ella no estaba ahí como una artista oficial de la Bienal, y mucho menos tenía permiso para exponer o para vender.

Yayoi Kusama llega ahí porque era amiga del pintor y escultor Italiano Lucio Fontana, él la invitó pero obviamente que él tampoco tenía derecho a invitar artistas. Por lo tanto  las autoridades de la exhibición la sacaron cuando se dieron cuenta de lo que estaba pasando. 

Imagínense que aunque no durara más que un par de horas, está fue una obra no solo importante para ella sino increíblemente vanguardista dentro del mundo artístico donde nadie y mucho menos una joven Japonesa bajita y delgadita, y en ese entonces conocida por pintar cuerpos desnudos, llegaba a la gran Bienal sin invitación. 

Quien se iba a imaginar que casi 30 años más tarde Kusama iba a ser la represente oficial de Japón, ahora si elegida por el gobierno, quien le dio por primera vez a un solo artista, el pabellón Japonés completo.

Después de este importante momento, Yayoi regresa a NY donde sigue trabajando por varios años hasta que en 1973, después de vivir 16 años ahí, sufre un ataque de nervios gravísimo y al salir del hospital viaja a Japón para poder terminar su terapia. Su enfermedad psicológica cada vez empeora y decide quedarse en Japón donde dos años después entro de su propio pie y decisión a una institución psiquiátrica donde vive hasta el día de hoy. 

Hoy día en Japón ella es aceptada y reconocida como la gran artista que es. Se comunica con artistas Japoneses y viaja por todo el mundo exhibiendo sus obras. Sin embargo vive en una institución mental, ella ahí esta muy cómoda y atendida y ademas tiene un régimen terapéutico muy estricto. Parte de su terapia es pintar, pinta todo el día, todos los días, pues su estudio queda justo en frente de esta institución y también cerca de allí esta su museo. Este museo esta hoy abierto al publico en Tokio, y cuenta con su trabajo más reciente que es una belleza. 

Se llama Obsesión por las flores o en Ingles “Flower Obsession”. Aquí Kusama hace alusión a la feminidad, es una instalación, que asemeja un apartamento y que en lugar de estar lleno de puntitos esta lleno de flores, son las flores gerberas o margaritas que son tan lindas. Para ser exacta ella utilizo 550,000 flores rojas en su primera exhibición.  Ella dice que con esta obra muestra todo lo que su corazón le ha dado al cielo y que es algo que la hizo borrarse a sí misma y verse inmersa en el universo, así como en algún momento los puntitos y también las redes le sirvieron de catarsis para explotar o expresar su ansiedad y alucinaciones. Yo los invito a que busquen una fotografía, de esta instalación, la observen al detalle, ahí vana comenzar a sentir algo muy muy fuerte. Yo alcance a percibir esto. 

Me imagino que es lo que ella siente y ha sentido toda su vida.

Cabe resaltar que esta obra fue originalmente expuesta en Australia. Fue una comisión que le hizo el gobierno de la provincia de Victoria a Yayoi y se expuso en el National Gallery de Victoria en Melbourne. Ahí la vieron más de 1.2 millones de personas y se convirtió en la exhibición más visitada en los 157 años de historia de este museo. 

Mas de 40  años viviendo dentro de un hospital psiquiátrico… me parece impresionante!

A lo largo de su vida Kusama se ha relacionado con algunos de los artistas mas importantes del siglo 20 por ejemplo la pintora Americana Georgia O’ Keefee. Otra de las personalidades con las que Yayoi se familiariza bastante estando en NY es el gran Andy Warhol. De hecho Yayoi  era de las personas que estaba siempre en el famoso estudio de Warhol que se llama The Factory/La Fabrica. Se dice que Warhol le robo la idea a Yayoi de producir las obras en números múltiples. Aunque realmente no se sabe quién fue el que tuvo la idea original. 

Y qué hay de su vida personal? Cómo fue la vida ya intima de Yayoi?

Ella siempre ha tenido una vida muy solitaria. La única relación amorosa que se le conoce fué con el artista americano Joseph Cornell. Sus obras Surrealistas están por los museos más importantes del mundo si les da curiosidad saber. El era una persona muy excéntrica y problemática además de casi 30 años mayor. Su relación duró años pero fue, digamos un poquito sui generis. 

Como fue esa relación, defiende sus generis, rara, de amor, vieron juntos, se casaron?

Fue una relación muy complicada desde mi punto de vista, no vivieron realmente vivieron juntos. Pasaban tiempo juntos pero el en realidad vivía con su mama. Bueno, Joseph Cornell es en verdad un tema para otro episodio, pero tienen una relación muy rara, no tienen contacto sexual, los dos son muy claros al hablar de eso pero si una de sus costumbres era que en cuanto se veían los dos se desnudaban y se dibujaban uno al otro.

Sí. Es una relación bastante diferente para el común de las personas pero para artistas de su talla y complejidad tal vez no lo era. 

Hoy día los infinity rooms de Yayoi Kusama son el lugar perfecto para hacerse selfies y para ponerlos en las redes sociales. Pero como artista cuál es la importancia o aporte en la historia del arte?

El arte de Yayoi es perfecto para nuestra época dominada por las redes sociales, sobre todo esos cuartos infinitos para los cuales la gente hace colas de horas. Pero, también es importante recordar que ella creó el primero de estos espacios en el año 1965 o sea décadas antes de que fueran tan populares los selfies y la publicación de fotos en redes sociales. 

Kusama fue también una pionera en las instalaciones. Instalaciones con I mayúscula, en las cuales el público puede participar. Como ejemplo tienen la obra que mencionamos en la Bienal de Venecia. 

Ella estuvo siempre a la vanguardia del arte performativo lo que se le llama performance art, del arte pop, del arte donde se repiten los patrones, del arte feminista. Bueno casi cualquier movimiento en los que ustedes puedan pensar desde 1960 en adelante se van a encontrar que Yayoi Kusama ha sido una de las artistas originarias.

A lo largo de su vida por supuesto ella ha sido una gran influencia para cientos de artistas, y esta influencia se ha extendido de muchas maneras diferentes. Piensen que décadas antes de que se considerara aceptable ni siquiera hablar acerca de las enfermedades mentales y lejos de tratar de ocultar sus propias enfermedades, Yayoi había inventado un LENGUAJE visual muy propio para poder comunicar su particular modo de ver y sentir el mundo. No me cabe la menor duda que crear arte es lo que la ha mantenido viva.

En sus 9 décadas de vida, Kusama ha producido una cantidad enorme de dibujos, pinturas y esculturas, pero también ha publicado poemas, historias y novelas, ha diseñado ropa y escrito, dirigido, actuado y producido películas. 

A través de todo esto, su mensaje ha sido impresionantemente constante: 

Los puntos representan lo más pequeño del mundo. 

Piensen en granos de arena, en electrones, en pixels, que al mismo tiempo también son lo más grande del universo. Pensemos en estrellas, planetas en el espacio exterior, a través de estos puntos ella pretende confundirse con el infinito y pasar a ser parte de él. 

Su obra se origina en el dolor y el trauma, pero es una obra que al final nos transmite alegría. Quién no sonríe al ver una flor amarilla llena de puntitos rosas? Su mensaje nace del amor por la vida, de sus propias ganas de vivir. Y es un mensaje de unidad universal que nos hace sentir felices. 

Los dejo con una reflexión de Yayoi 

Abro comillas

“Nuestro planeta es solo un puntito entre los millones de estrellas en el universo y estos son una manera de expresar el infinito. Cuando cubrimos la naturaleza y nuestros cuerpos con puntos, logramos unirnos con el universo entero.” 

Cierro comillas

Estuvieron con ustedes Natanya Blanck y Marta Gonzalez

Gracias por su tiempo

Es importante aclarar que este episodio fue grabado originalmente en Diciembre de 2020 cuando se había aplazado la exhibición de Yayoi Kusama”Naturaleza Cósmica” en el Jardín Botánico de la ciudad de Nueva York. La exhibición abrió sus puertas al público en Abril del 2021 hasta el 31 de Octubre de este mismo año.